BITACORA DE EVENTOS

Rituales para recibir el año

Sal del capullo

Las 18:00 horas es el punto clave para el año viejo, está basada precisamente en el dos veces nueve, 9:00 de la mañana y después la hora número 18 que serían las 6:00 de la tarde. Cuando llega la hora 18:00 del día 31 de diciembre es cuando uno debe de deshacerse de muchas cosas. Es importante haber usado durante el día una ropa vieja que ya se va a desechar y que no es digna de ser regalada, de preferencia usarla al revés, y cuando se da la hora mágica de las 6:00 de la tarde tomar unas tijeras y romper la ropa que llevas puesta para simbolizar el salir de un capullo y comenzar con otra nueva vida, y ahí precisamente nos damos un baño purificante para ponernos después la ropa que se tenga preparada para la noche de Año Nuevo.

Baño purificante

El baño debe de ser de agua con sal del Himalaya o de mar, pero no la comercial, y con este baño se elimina toda la salación que uno tuvo durante el año. También es bueno no utilizar shampoo sino un jabón que sea neutro, blanco y con aumentativo, y al momento de bañarnos decimos: “con este jabón neutralizo y limpio todo mi cuerpo”.
El enjuague va a ser con agua tibia con sal.

Corta espíritus

Otra costumbre importante y muy poderosa, y que la recomiendo mucho para los nativos de Escorpión, que son tan cercanos a la muerte ya que es el signo que está regido por Plutón que es el Dios del inframundo, es el abrir la puerta de la casa a las 18:00 hrs. y tener una mesa puesta con un vaso con agua, una velita blanca y unas tijeras abiertas que den hacia la puerta, para cortar con espíritus del bajo astral que pudieran llegar a la casa.

Llena las maletas

El antiguo sistema de llevar una maleta para dar vueltas alrededor de la casa para viajar puede o no funcionar, pero lo importante es recordar que la maleta debe de estar llena de cosas importantes: si se quiere salir del país llevar ahí pasaporte, sacarle una copia a un boleto de avión o barco. Cómo vamos a viajar sin dinero, no puede ser…, así que vamos a poner los billetes que tengamos más altos en denominación sin soltar la maleta, también vamos a poner ropa linda y que acabamos de comprar, solo dos o tres prendas nuevas y lindas, y si queremos que vaya la familia es importante que en la maleta vayan fotografías de las personas con las que queramos viajar. Con todo esto se deberá dar tres vueltas hacia la derecha y tres hacia la izquierda.

Limpia la casa

Es importante el que la casa deberá estar limpia en cuanto a que no haya polvo o telarañas, también desechar cosas que no son necesarias; dice el feng shui que si se tienen cosas que no se han usado durante seis meses o no se van a usar más, entonces es importante regalarlas con amor, poniéndolas en una bolsita linda para personas que las vayan a utilizar. Después de esto, recomiendo quemar carbones al rojo vivo y en una copalera quemar salvia porque salva. Las hojas de salvia secas se queman o también se puede agregar cáscara seca de ajo macho y también hojas de romero, con todo esto se limpia la casa desde la parte de arriba, luego las recámaras y vamos  bajando si es que es de dos pisos, hasta llegar a la puerta principal y la dejamos abierta mientras se está limpiando.

Limpia de coco

Debemos tener un coco cara de niño, que tienen como dos ojitos y una boquita, y los vamos a rodar por la casa para que comience a recoger también las negatividades, y después  de abajo hacia arriba, luego se estrella el coco con fuerza para que la casa quede libre de negatividades.

El traje de dinero

Les recomiendo comprar billetes de juguete de alta denominación y en la fiesta de Año Nuevo se los ponemos a los invitados para que estemos todos cubiertos de billetes, así nos quedamos vestidos un rato con ellos…

Los chones

Es importante que el calzón que se pongan sea al revés para la buena suerte y al otro día se guarda en una bolsita con perfume en el cajón y se vuelve a sacar hasta el día 31 a las 18:00 horas, ese chón es protección y se guarda en una bolsita hasta el 31 de diciembre de ese nuevo año, que es cuando se saca y se quema. El color rojo es para protección, no es cierto que sea para la pasión, el rojo es protección a través de los tiempos.

 

El regalo ideal
Entre sensatez y sentimiento

Este año quien recurrió a mis servicios de Personal Shopper para regalos empresariales básicamente estaba abrumado  por dos cosas: la  primera era la de no saber qué regalar a personas que al fin y al cabo son casi unos extraños, y la segunda no querer obsequiar el mismo tipo de regalo; mientras que los interesados en obsequios más personales me pidieron sorprender. A ambos les dije lo de siempre: no se puede regalar sin sentimiento, pero sin duda alguna hay que hacerlo con sensatez. Regalar no es solo cuestión del objeto en sí. Un regalo bien elegido, bien presentado y bien entregado puede comunicar, mejor que muchas palabras, los más nobles sentimientos de una persona, el aprecio, la gratitud, la admiración, el respeto y el amor.

Ciertamente resulta difícil establecer normas y dictar consejos en un terreno tan subjetivo como este, pero la mayoría de las veces pensar en los aspectos lúdicos a los cuales la persona se dedica, como son pasiones o actividades de tiempo libre, nos puede dar la clave para el regalo acertado. Porque antes de cualquier otra cosa, el regalo debe dar alegría, ilusión, y debe ser disfrutado. Es importante ser creativo, hacer un esfuerzo de imaginación y no conformarse con seguir patrones establecidos o recurrir a obsequios típicos. Seleccionar un objeto exige tiempo y dedicación, lo que siempre acabará notándose y, en consecuencia, se agradecerá.

Como norma general la discreción nunca está demás. Lo más importante es no poner al destinatario de los regalos en una situación molesta o embarazosa, y aquí viene la sensatez. Es fácil herir la susceptibilidad de una persona de economía humilde si le regalamos algo de mucho valor, haciéndole además muy penoso el corresponder con un detalle similar.

Los regalos se entregan sin darles excesiva importancia. Es de mal gusto halagar el regalo que se ha hecho. Una regla básica es que nunca pueden ser anónimos, lo que sería una enorme falta de respeto, por lo que una tarjeta personalizada y escrita a mano hará la diferencia. Obviamente la regla de oro de quien los recibe es la gratitud, siempre hay que agradecer un regalo, ya sea personalmente, por teléfono o por escrito, lo que vuelve a poner en resalto una tarjeta escrita a mano. Recibir un presente con elegancia obliga a agradecer el detalle y en la mayoría de los países a abrirlo de inmediato, reiterando nuestro agradecimiento al descubrir su contenido.

En cuanto a los regalos personales, que para muchos son el verdadero reto, el tiempo es nuestro mejor aliado. El regalo ideal es el que conseguimos cuando menos lo esperamos.  Porque la prisa nunca y en ningún caso es buena consejera; y por el contrario, recibir un regalo equivocado o de la manera errónea puede ofendernos, hacer que nos sintamos incomprendidos y en algunos casos hasta no queridos. Es por eso que en este bulímico intercambio, la sensibilidad que tengamos hacia la persona destinataria será la base sobre la cual fundar nuestra elección.

El regalo en realidad debe de ser un mensaje que enviamos y en el cual debe quedar plasmada la personalidad de quien lo hace y la relación que le une con quien lo recibe. Ningún obsequio carece de significado, hasta el menor de los detalles posee un valor simbólico y por lo tanto es capaz de comunicar una sensación. Más allá de los objetos que podamos escoger, hacer regalos basándonos en estas consideraciones significará realizar regalos acertados siempre.

 

Numerológicamente la vibración de cada año cambia, por lo cual también cambian los colores y algunos de los rituales van más de la mano con la vibración del año entrante, que es número 11, número maestro de muy buena suerte y evolución. En el horóscopo chino habla del año dedicado al perro de tierra, lo cual trae diferentes rituales, colores y objetos para atraer la buena suerte, el amor y la abundancia. A continuación algunas de estas recetas fáciles de hacer y que combinadas con una muy buena intención pueden traer buena energía y evolución a nuestras vidas.

Colores para recibir el 2018

Todo es vibración, incluyendo los colores, y el año 2018 tendrá un excedente del elemento tierra lo cual se ve reforzado por la presencia del perro que también es tierra, los colores de ropa, de accesorios o incluso en la decoración de la casa para recibir el año, y durante el mismo son los colores que simbolizan el elemento madera. Los colores más aconsejables para el nuevo periodo que comienza son: verde, azul y negro; los podemos utilizar en ropa, accesorios, decoración del hogar, logotipos para las empresas, etc.; estos colores nos ayudarán a encontrar el equilibrio y la llave de las puertas de la abundancia.

 

Ritual para los negocios

Para recibir el año uno de los rituales más sencillos pero más efectivos consta de tres elementos: aceite de cocina, carbón y sal, los cuales traerán protección, fluidez y abundancia para el negocio o empresa. Cerca o dentro de la caja registradora, o donde se guarda el dinero, se recomienda poner carbón, sal y aceite por separado, ya sea en un pequeño bote o en un recipiente, y no es necesario cambiarlo durante todo el año.

Baño de purificación para recibir el año

Ingredientes: Albahaca, ajo y un pedazo de pan blanco.

Poner albahaca y solo las cáscaras del ajo en una tela delgadita para té, infusionar hasta hacer un concentrado en una jarra aproximadamente. Con ella báñate de cabeza a pies y tállate con un trozo de pan blanco remojado en la fórmula. Mientras el trozo de pan se va deshaciendo vamos pidiendo al cosmos y al universo, o a quien tú pidas, que cualquier energía negativa que tengamos, así como se deshace ese pan, así esta también se deshaga, mandando bendiciones, incluso a la gente que no nos quiere. Al finalizar puedes tomar tu baño normal.

Ritual para la buena energía

En numerología la suma de los números que conforman el 2+0+1+8  dan como resultado el número 11, un número mágico del cual es aconsejable aprovechar su poder, por lo cual uno de los rituales para recibir el próximo año es poner 11 manzanas verdes o amarillas en un frutero en nuestra casa. Se pueden consumir, ya que a diferencia de las manzanas rojas que absorben la mala energía, las manzanas verdes o amarillas la repelen y amplifican la buena, por lo cual pueden ser consumidas por los miembros de la casa siempre y cuando procuren que continuamente queden 11 manzanas en el frutero, reponiendo las que se coman o maduren. Los cítricos también son aconsejables, pueden ser mandarinas, naranjas o incluso para este año limones.

Especiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*